#Eficacia 3: Saber para escoger

se-mas-eficaz-52Al lado del noble arte de hacer las cosas, existe el noble arte de dejar las cosas por hacer. La sabiduría de la vida consiste en la eliminación de lo no esencial. Lin Yutang

Hacer un inventario completo de tus compromisos te dará la información necesaria para decidir, con integridad, qué compromisos puedes, tienes o quieres asumir.

David Allen nos plantea la necesidad de encontrar el término medio entre el control y el desorden. Dice que, combinando la concentración y la cooperación, tanto contigo mismo como con tu mundo, conseguirás alcanzar un equilibrio entre la libertad y la estructura. Y pone como ejemplo perfecto de esto un deportista de élite, que mantiene una rigurosa concentración en lo que está haciendo a la vez que una elevada sensibilidad y receptividad hacia todos los detalles de su mundo.

Yo soy de esas personas para las que la palabra control tiene connotaciones negativas. Por el contrario, siento mucha más simpatía hacia palabras como flexibilidad o espontaneidad.

Todo el mundo entiende que usar un sistema de efectividad personal nos hace conseguir mejores resultados, aunque para ello es necesaria cierta estructura. La estructura nunca es un fin en sí mismo, sino un medio. Y en el caso de un sistema de efectividad personal, cuanta menos estructura mejor.

Por eso, yo diría que un buen sistema de efectividad personal debe parecerse más a «un boceto» que a «un retrato» de tu mundo.

Una de las utilidades de un sistema de efectividad personal es que te aporta la información necesaria para poder decidir, con seguridad, si aceptar o rechazar un nuevo compromiso. Pero, además, un sistema de efectividad personal ideal es aquel que, teniendo la mínima estructura posible, te permitirte vivir con tranquilidad el momento presente y afrontar la vida con espontaneidad.

Para obtener los beneficios que te aporta un sistema de efectividad personal, es imprescindible conocer el significado de todos los elementos de nuestras bandejas de entrada. Además, si queremos que este sistema sea realmente útil, esa información deberá estar bien organizada y actualizarse con regularidad.

Sin embargo, esto no es suficiente para ser efectivos. Para que el sistema pueda «andar», necesita de nuestra atención, una atención que se expresa de dos maneras:

  • Concentrándonos
  • Observando

A la hora de enfrentarnos a la tarea, necesitamos atención. Procesar nuestros mails, preparar un informe, elaborar una presentación o analizar unos datos se logra de forma más efectiva concentrándonos.

Por otra parte, mantener un buen nivel de atención sobre el mundo que nos rodea, entender lo que está ocurriendo, escuchar a las personas que interactúan con nosotros o sentir curiosidad por el mundo que nos rodea, también contribuye a nuestra efectividad personal y lo conseguimos observando.

Comments are closed.

Categorías

Archivo

Recomiendo