Se+eficaz 23: ¿Sabes decidir qué no hacer?

se23Aunque necesitas reflexionar acerca de tus asuntos para saber qué hacer con ellos, hacerlo no requiere tanto esfuerzo como puede parecer. Un poco de reflexión («¿Cuál es mi intención? ¿Cuál es la siguiente acción?») genera un control y una focalización relajada. Pero la mayoría de las personas se resisten a pensar lo más mínimo en muchas cosas. ¿Por qué? Porque sus mentes son tan rápidas y sofisticadas que lanzan una ojeada a la situación y se asustan con todos los intrincados detalles de lo que temen que deberían pensar, si realmente pensaran en ello. De modo que el asunto posee una parte psicológica. Lo que debes hacer es decidir el resultado deseado y la próxima acción a realizar, poner recordatorios de los mismos en algún lugar que tu cerebro esté seguro de que verás en el momento adecuado, y notarás el alivio de tu mente: «Hecho… por el momento.»  David Allen

La situación que vivimos es complicada. La mayoría de nosotros tenemos más cosas que hacer que tiempo para hacerlas. Además, vivimos en entornos VUCA, «entornos caracterizados por la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad»

Frente a esta realidad, puedes tratar de no pensar en todo lo que tienes que hacer, intentar olvidarlo y dar la espalda a tus compromisos o, por el contrario, afrontarlos y sentirte satisfecho con las decisiones que tomas, en cada momento, sobre qué hacer y qué dejar sin hacer.

Probablemente has leído sobre que el verdadero desafío del trabajador del conocimiento no está en hacerlo todo, sino en decidir correctamente qué hacer y qué dejar sin hacer. Pues bien, la forma en la que conseguimos tener la información necesaria para poder tomar buenas decisiones, en entornos como los actuales, consiste en capturar todo, pensar y decidir sobre lo capturado, organizarlo y, por último, revisarlo de forma sistemática.

Es evidente que olvidar o ignorar nuestras obligaciones, consciente o inconscientemente, no hace que estas desaparezcan y, además, como la mayoría sabemos, el hecho de ignorar nuestros compromisos suele traer malas consecuencias. Por el contrario, revisar todas las cosas que tenemos pendientes y «renegociar», si es necesario, los compromisos que habíamos adquirido con nosotros mismos, o con los demás, nos aportará tranquilidad. La tranquilidad, aunque se queden cosas sin hacer, de haber optado como resultado de una decisión personal responsable.

Decidir bien, cuando has recopilado, has pensado en el resultado que deseas alcanzar, has decidido las siguientes acciones, has organizado y evaluado tus compromisos, es realmente fácil. Te animo a que lo compruebes.

2 comments to Se+eficaz 23: ¿Sabes decidir qué no hacer?

  • Josue G L

    Me parece genial dicha información, es necesario en esta era de la información, si no empleamos gtd, pareciera que estamos indefenzos, sin armamentos para enfrentarnos a las condiciones actuales. 🙂 saludos cordiales.

  • pazgarde@gmail.com

    Hola Josue,
    Gracias por tu comentario.
    Un fuerte abrazo!

Categorías

Archivo

Recomiendo