Se+eficaz 29 : Tu sistema debe ser mejor que tu mente

se29

“No puedes engañar a tu mente. Es toda una experta en tu sistema actual de gestión personal, y sabe si cabe esperar que veas lo que debes ver en el momento adecuado. Sabe si has decidido cuál va a ser la próxima acción. Y sabe si hay un recordatorio de dicha acción situado en un lugar que realmente vas a consultar en el momento en que podrías emprender realmente esa acción. Si no has hecho nada de todo lo anterior, tu mente no te dejará en paz. No puede. La mente es una servidora leal y solícita, pero se le deben asignar las tareas que hace bien, no aquellas en las que es inepta.” David Allen

Podrás experimentar cómo aumenta tu tranquilidad, tu sensación de control, tu capacidad de concentración, e incluso tu creatividad, como consecuencia de adquirir estos hábitos:

  • Sacar todo lo que llega a tu cabeza y depositarlo en una bandeja de entrada.
  • Pensar y decidir, de forma sistemática, sobre lo que significan para ti todas las cosas que hay en tus bandejas de entrada.
  • Organizar, agrupando por significado, y establecer recordatorios de las acciones que tienes que realizar para poder verlos en el momento adecuado.
  • Revisar las cosas que puedes hacer, para decidir qué hacer, y hacerlas.

Si haces todo lo anterior, mantendrás la tranquilidad y la sensación de control durante un tiempo, pero si quieres que tu sistema funcione, siempre, necesitas que sea, siempre, fiable.

Tener un buen sistema de gestión personal te permite mejorar tu rendimiento, pero para mantener el incremento, es necesario mantenerlo completo y actualizado.

Durante la revisión semanal, vaciamos las bandejas de entrada, revisamos y actualizamos el contenido de las listas, nos replanteamos nuestros compromisos y gestionamos nuestros proyectos.

La revisión semanal es para mantener actualizado nuestro sistema, porque mantener actualizadas nuestras listas nos permite tener claridad mental y una mayor capacidad de respuesta, además de asegurarnos que sigue siendo un sistema fiable.

En definitiva, la finalidad de la revisión semanal es asegurarnos de que nuestro sistema sigue «completo» y está «actualizado», que son los dos requisitos que debe cumplir para que nosotros podamos seguir sintiéndonos bien con las cosas que hacemos y con las cosas que dejamos sin hacer.

Comments are closed.

Categorías

Archivo

Recomiendo