Sé+eficaz 41: El exceso de control es un descontrol

La  microgestión – perderse en los detalles de la vida y del trabajo- puede ser una trampa seductora en la búsqueda de la productividad. Los objetivos pequeños están muy bien, mientras haya un objetivo. David Allen

Los proyectos se completan cuando hacemos cosas en la dirección correcta. Un buen sistema de productividad personal tiene que facilitar que los proyectos se hagan. El exceso de organización dificulta la consecución de esos proyectos, porque la organización se convierte en un fin en sí misma.

El orden en exceso nos hace perder eficacia a la hora de conseguir nuestros resultados. Yo comprendí esto cuando mis hijas eran pequeñas. Les gustaba mucho jugar con Legos y tenían varias cajas de este juego: el Lego de Protección Civil, la granja Lego, el hospital de Lego… Y yo, al principio, me empeñaba en «organizar» cada pieza de Lego en su caja correspondiente. Pronto comprendí lo absurdo de esa organización y todas las piezas de Lego terminaron, juntas, en un único contenedor. Mis hijas necesitaban poder ver, de un solo vistazo, todas las piezas de Lego, y así poder crear todas las posibilidades que, en cada momento, les ofreciera su imaginación. Así, por ejemplo, si la vaca de la granja necesitaba atención sanitaria, una enfermera podía coger un helicóptero del equipo de Protección Civil y llevarla rápidamente al hospital 🙂

La obsesión por la organización hace perder muchísimo tiempo. Por eso clasificar es un hábito improductivo. Un buen sistema de productividad personal tiene que estar a nuestro servicio en lugar de obligarnos a estar nosotros a su servicio.

El objetivo de un buen sistema de productividad personal es liberar a nuestra memoria de recordar compromisos para que podamos centrarnos en el trabajo de pensar. Por este motivo es importante entender que organizar nunca va a sustituirnos a la hora de tomar decisiones y que su valor está en que nos va a aportar información que va a favorecer nuestra intuición y nuestra creatividad.

Los proyectos avanzan como resultado de capturar ideas, pensar sobre ellas y realizar acciones. Limitarte a solo organizar, aunque lo hagas de una forma increíble, no hará que tu proyecto avance. Para completar tus proyectos, organiza de forma ágil y con sentido y, sobre todo, revisa lo organizado con la frecuencia necesaria. Así podrás tomar decisiones, actuar sobre ellas y lograr resultados.

Comments are closed.

Categorías

Archivo

Recomiendo