Sé+eficaz 44: Mejora el rendimiento de tu mente

El universo entero se rinde a la mente en reposo. Lieh-Tzu

David Allen nos dice que «la velocidad y la precisión son los ingredientes clave de todo movimiento efectivo en las artes marciales, y estar relajado permite maximizar el control y la concentración”. ¿Vale lo mismo para cualquier actividad? Cuando estás tenso, no eres eficaz rompiendo ladrillos ni tablas; ni reduciendo a cuatro atacantes en un callejón oscuro; ni negociando un trato; ni teniendo una conversación adecuadamente profunda y sustancial y arriesgada con tu socio, tu esposa o tu hijo. Lo mejor es estar relajado. Descubre qué es lo que te produce estrés y resuélvelo -ahora- si quieres ser realmente efectivo en todos los niveles de la vida. Estar relajado y ser capaz de concentrarte en lo que tienes delante, cuando lo tienes delante, en la medida justa en que lo merece, es una habilidad poderosa. Es el contexto que te permite acceder al máximo poder».

Estar totalmente concentrados y atentos a lo que estamos haciendo es clave para ser personas productivas además de la mejor manera de evitar errores. Un gran enemigo a la hora de concentrarnos es tener una mente cansada. Por eso, uno hábito improductivos es saturar a tu mente, obligándola a recordar todo lo que tienes que hacer.

Intentar tener en la cabeza todos nuestros asuntos; tratar de recordar los compromisos que hemos adquirido con nosotros mismos y con otras personas, agota a nuestra mente y nos hace vivir en permanente estado de tensión.

A día de hoy sabemos que «la mente y, muy particularmente, la memoria no funciona como un ordenador con sus archivos para cada cosa». Nuestra mente, la de todos, es muy mala recordando cosas.

Para conseguir un cerebro relajado, que pueda concentrarse, necesitamos tener un sistema de gestión completo, total y fiable, en el que podamos encontrar todos nuestros compromisos. Cuando tenemos un sistema actualizado con todos nuestros compromisos, nuestra mente deja de estar sobrecargada intentando recordarlo todo.

Poder ver, en cualquier situación, nuestros compromisos, nos ayuda a sentir control y nos evita el estrés causado por la incertidumbre de olvidar nuestras responsabilidades.

Si liberas a tu mente de la agotadora tarea de tratar de recordarlo todo, te recompensará con una mente relajada que te permitirá estar enfocado y con máximo rendimiento cuando la necesites.

Comments are closed.

Categorías

Archivo

Recomiendo